miércoles, 7 de noviembre de 2012

Trotan los caballitos de la Maestranza

El jolgorio de los pequeñines que visitan el parque de diversiones ¨La Maestranza¨, marcan la diferencia en este popular centro recreativo del municipio de La Habana Vieja, Patrimonio de la Humanidad.

Ellos disfrutan del carrusel que desde el año 2008 estuvo paralizado como consecuencia de un progresivo deterioro, después de 48 años de explotación.  

Los caballitos son los equipos emblemáticos de los parques de diversiones infantiles en todo el mundo y La Maestranza no es la excepción; por lo cual la reconstrucción y recuperación de su vida útil, era una vieja aspiración  de la capital cubana, ahora convertida en realidad.


Técnicos y trabajadores de Astilleros Galainena y Astilleros del Caribe, bajo la dirección técnica del ingeniero naval Francisco Villar Sánchez, acometieron este año la nada fácil misión de devolver al carrusel su estado lo más cercano al 90 % de su capacidad de trabajo y regulaciones originales del equipo, garantizando la máxima seguridad para quienes lo utilizan.

La reconstrucción siguió tres principios fundamentales: máxima calidad ejecutiva, defectaciones, pruebas y acciones identificadas con la disciplina tecnológica.
Según señala el ing. Francisco Villar,  la defectación visual es la parte mas importante
ya que se adquiere información gradual sobre los desgaste y desperfectos para determinar el alcance y las tecnologías de reparación así como las necesidades de recursos materiales, humanos, financieros, etc.  

                                                                                
Lo que para un neófito puede parecer solo un trabajo de fuerza para el montaje de este equipo, es en realidad un trabajo de alta complejidad tecnológica que precisó previamente la realización de planos, esquemas de ingeniería inversa  y gráficos, en cumplimiento de estrictas normas internacionales de calidad.

Para que se tenga una idea de la magnitud de esta reconstrucción, incluyo las etapas que aparecen en la ponencia, amablemente facilitada a esta periodista por su autor, el ing. Villar: 


Etapa 1ra :  defectación, elaboración de tecnologías, reparación y/o construcción de piezas y partes de los 25 objetos de obra seleccionados.,

Etapa 2da : Armar y probar el equipo en la nave principal de Astigal, según protocolo de pruebas con y sin cargas.

Etapas 3ra -4ta: Marcar todas las piezas y partes, desarmar el equipo en Astigal, trasladar equipo al parque La Maestranza, montar equipo en el parque, según las marcas.. Realizar las pruebas de funcionamiento sin y con carga según Protocolo de Pruebas Astigal, realizar ajustes y correcciones necesarios.

Etapa 5ta :  El parque alista y presenta el equipo al Centro de Aplicaciones Tecnológicas Desarrollo Nuclear (CEADEN) para realizar las pruebas establecidas para la obtención de la certificación de calidad. (única empresa autorizada en el país para emitir tal documentación legal a los parques de diversiones).

Actualmente el carrusel funciona a plena capacidad y su reconstrucción, que en el mercado internacional cuesta unos 120 mil dólares, tuvo un costo de 65384 entre moneda nacional y libremente convertible pero lo que es más importante: la satisfacción de ver a los niñ@s en alegre esparcimiento, montando los caballitos de La Maestranza.  
  
Su recuperación es también una respuesta a la Política Económica y Social aprobada en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba cuyo lineamiento 220 señala textualmente: Priorizar la reactivación del mantenimiento industrial, incluyendo la producción y recuperación de partes, piezas de repuesto y herramentales. 
                                                             
                                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario